Sala de Prensa

Descentralizar Debate y luchar contra la Corrupción

03 de octubre, 2018
DESCARGAR




Roque Alberto Díaz Delgado

Decano del Colegio de Notarios de Lima

Presidente de la Junta de Decanos de los Colegios de Notarios del Perú

Si le faltare la ciencia al Notario éste podría funcionar más o menos imperfectamente, pero sin moral, sin buena fe, no haría posible la función, puesto que sin las cualidades morales de que la actuación notarial debe estar investida, es muy difícil llevar a cabo la realización de la justicia que constituye el fin último del derecho y lógicamente de la labor del Notario, señaló Juan Berchmans Vallet de Goytisolo, notable Notario español, insigne jurista y filósofo agudo, quien falleciera en 2011.

Sus palabras son, hoy, más actuales que nunca, a la vista del momento que vivimos en el Perú, por todo ello, los peruanos debemos salir al frente y asumir nuestra responsabilidad; los Notarios en consecuencia, por el rol fundamental que cumplimos en la sociedad, somos los primeros en dar la cara y declaramos que estamos en contra y condenamos enérgicamente a la corrupción venga de donde venga y la enfrentaremos con la única arma que tenemos: la Fe Pública.

Podemos agregar, por ello, como señaló el jurista italiano Francesco Carnelutti (1879-1965), en su libro Metodología del Derecho, los fenómenos del Derecho no solo obedecen a las leyes lógicas, psicológicas, biológicas, físicas y económicas, sino también, y sobre todo, a leyes éticas.

Obviamente, una actuación donde se pone en valor el ejercicio notarial con sentido ético es necesaria en el Perú. Es meridianamente claro que la función notarial, que da fe de los actos y contratos que se realizan ante estos profesionales del Derecho, afianza de modo insustituible la Seguridad Jurídica, es soporte del Estado de Derecho y contribuye a la Paz Social.

Es verdaderamente importante remarcar que un Notario debe actuar con un amplio sentido ético y en acción solidaria respecto del ciudadano.

En el Perú, los Notarios estamos cumpliendo con las demandas de la actuación con respeto por la ética. Y es necesario puntualizar que, con nuestro accionar, damos fe de la verdad.

La preocupación por la ética, la Descentralización del Debate en Temas Notariales y la lucha contra el delito, donde se encuentra la corrupción, son tres temas de nuestra agenda actual.

Resulta clave que el debate sobre la problemática notarial se descentralice, con el fin de obtener diversos puntos de vista, análisis de mayor envergadura y, también, obtener consensos y, sobre todo, uniformizar criterios.

Importante es señalar que se ha descentralizado, igualmente, la capacitación académica, en temas notariales y otros de orden jurídico. Hasta hoy, se han llevado a cabo, en todo el país, 19 Jornadas Nacionales de Capacitación Descentralizadas y 19 Sesiones Descentralizadas de la Junta de Decanos de los Colegios de Notarios del Perú. Se ha fortalecido la Descentralización del Debate Notarial.

En Lima, la Capacitación Permanente ha permitido, en lo que va de nuestra gestión al frente del Colegio de Notarios de Lima (CNL), que haya 3174 inscripciones en los diversos Cursos dictados.

En el XV Congreso Nacional del Notariado Peruano, realizado en Huaraz, en agosto último, señalamos que el Notariado Peruano está en contra de la corrupción y que nuestro gremio es un aliado del Estado en favor de la Seguridad Jurídica y en todas las luchas contra cualquier forma de delito, entre ellas el lavado de activos, la corrupción y el crimen organizado.

Sin duda, el Notario peruano está cumpliendo con la sociedad, al ser soporte imprescindible de la Seguridad Jurídica. Y con su labor, afincada en su deontología e imbuida de ética, contribuye al desarrollo socieconómico del país.

Consideramos fundamental que el Notario asuma un rol diferente frente a la sociedad, nuestra razón de ser, por ello, debemos acercarnos y mostrar el lado humano del notariado. En ese sentido, no sólo hacemos campañas de asesoramiento gratuito en diferentes zonas urbanas sino que además TODAS LAS CONSULTAS en nuestras oficinas son gratuitas, poniéndonos a disposición también del Estado en todo aquello que nos compete y concierne.

Como afirmó el jurista Carnelutti, en conferencia en el Colegio Notarial de Madrid, el 17.5.1950, precaver obliga al Notario a hablar claro, con sabiduría y honestidad.

Con esos principios de la función notarial, principalmente morales hoy, con ocasión de la celebración del Día del Notariado, el 2 de octubre de cada año, relevamos la vigencia del Notario y su inmensa aceptación ante la ciudadanía, fin primigenio de la labor fedante.

Como Notarios, seguiremos adelante, pues como escribiera el historiador Jorge Basadre: Problema es, en efecto y por desgracia, el Perú; pero también, felizmente, posibilidad. Sigamos luchando por esa, ansiada, posibilidad.

Publicado en el Diario Oficial El Peruano, Editorial en el Suplemento Día del Notariado, martes 2.10.2018, Pág. 2.

 

ver galería de fotos